Problemas de la piel y el pelo más frecuentes en mascotas

La piel protege el organismo de infecciones, traumatismos y pérdida de agua. Además regula latemperatura, activa la vitamina D y es la encargada del sentido del tacto. Es el órgano más extenso del cuerpo y supone una primera barrera contra agentes microbianos.

Por estas razones es muy importante mantener sana la piel de nuestras mascotas. Es muy común la visita de propietarios preocupados por un síntoma en la piel de su perro o gato a nuestra clínica Vitalcan. Esto es normal, ya que los problemas de la piel y el pelo son muy evidentes y acuden pronto al veterinario.

Para entender lo importante que pueden llegar a ser los problemas de la piel y el pelo vamos a conocer primero un poco sobre la piel.

¿De qué está formada la piel?

La piel está formada por varias capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis. En la epidermis hay varios estratos de células, las más inferiores son las que se reproducen y renuevan la epidermis. Conforme maduran las células avanzan a la superficie, que es más gruesa y dura. En esta capa también se encuentran las células relacionadas con la pigmentación de la piel y el sistema inmune.

La dermis se encuentra entre la epidermis y la hipodermis. En esta capa está el famoso colágeno y las células que lo producen. Además, hay células inflamatorias, melanocitos, los vasos sanguíneos que nutren a las células y los nervios. Por último, la hipodermis es una gruesa capa de grasa cuya función principal es el aislamiento térmico.

Imagen relacionada

¿Y el pelo?

Los pelos se forman en la dermis y epidermis a través de un folículo piloso. Están formados principalmente por queratina y tienen una raíz y un tallo. Rodeando al folículo piloso hay un músculo piloerector que eleva el pelo cuando hace frío o como indicador de ciertas reacciones comportamentales. Las glándulas sebáceas producen una sustancia grasa que vierten en los folículos pilosos que repele la humedad en el pelo y protege la piel.

Hay dos tipos de pelos, los primarios que actúan como defensa y los secundarios o subpelos que abrigan al animal, estos pelos carecen de músculo erector. Con los rapados estamos eliminando esta segunda capa que regula la temperatura corporal del animal. Es importante que conozcas qué tipo de pelo tiene tu mascota y sus cuidados. En nuestra peluquería canina y felina te asesoramos desde la primera visita.

problemas de la piel y el pelo

La muda es un proceso natural. Habitualmente los animales tienen un pelo más tupido en invierno que en verano y para ello es necesario una muda en primavera y en otoño. Las calefacciones y aires acondicionados pueden influir en la muda de perros y gatos ya que en las casas mantienen una temperatura constante a lo largo del año. También hay mascotas que no tienen una época de muda determinada, sino que es igual a lo largo del año.

Algunos problemas de la piel y el pelo de las mascotas

  • Dermatitis. Es la inflamación de la piel, produce picor y rojez. Existen varios tipos, si afecta a las manos y pies es es una  pododermatitis y puede estar causada por sarnas, alergias, infecciones, lamido excesivo o cuerpos extraños.
  • Intertrigo. Es la irritación por proliferación bacteriana de los pliegues de la piel. Especialmente común en perros con arrugas como pug, shar-pei, bulldog… Para prevenirlo es conveniente limpiar estos pliegues con una toallita con clorhexidina.
  • Alopecias. En el caso de alopecias habrá que pensar siempre en enfermedades endocrinas, alérgicas, infecciosas y parasitarias. También puede ser necesario hacer un análisis de leishmania para descartarla.
  • Caída del pelo. El motivo puede ser endocrino o nutricional, en este último caso un aporte extra de ácidos grasos puede mejorar el pelo de nuestro animal.
  • Pelos rotos
  • Melanotriquia o leucotriquia. Cambios en la coloración del pelo, aumenta la pigmentación o desaparece dando zonas de pelos blancos.

 

Ante estos síntomas el veterinario puede decidir realizar una serie de pruebas para dar con la causa del problema. Lo más común es recoger una muestra de pelos y observarlos al microscopio para buscar algún parásito. Otras veces será necesario un cultivo para verificar si hay hongos.

En el caso de las alergias se puede realizar una dieta de eliminación, descartando de la dieta lo que creemos que puede producir alergia. O evitando cualquier alérgeno que creamos que está afectando a la salud de la mascota. Por otra parte, si la causa es una enfermedad lo más recomendable es realizar los tests o análisis de sangre necesarios para descartar un problema mayor como las enfermedades endocrinas o autoinmunes.

 

Estos son algunos de los problemas de la piel y el pelo más comunes en perros y gatos. Para saber más sobre la salud de los animales de compañía no dudes en visitar nuestro blog y redes sociales. ¡Únete a nuestra página en Facebook!

Dejar un comentario