predisposición racial a enfermedades en perros

Predisposición racial a enfermedades en perros

Si vamos a adquirir un perro de raza, lo mejor que podemos hacer es informarnos acerca de dicha raza. Conocer de antemano los cuidados y posibles enfermedades que pueda padecer (y la forma de prevención) nos ayudará a saber si de verdad es el perro adecuado para nosotros. O nos ayudará a estar preparados para su llegada. Dividiremos los problemas según los sistemas que se vean afectados con las razas predispuestas más comunes.

Que exista predisposición a enfermedades no significa que todos los perros necesariamente vayan a contraer la enfermedad a la que su raza esté predispuesta. La predisposición solo indica que existe un fuerte componente hereditario en una raza a padecer una determinada enfermedad. Al igual que se puede heredar otras características como el color del pelo o la longitud de la cola. Lo fundamental es mantener una buena salud de la mascota, con las visitas al veterinario, una buena nutrición, cuidados y ejercicio físico.

Problemas cardiacos

  • Cardiomipatía dilatada. Durante la contracción, el corazón no bombea suficiente sangre a los tejidos e intenta compensar esto dilatándose para enviar más sangre. El resultado es un corazón grande, con la pared estrechada. Se da en razas gigantes y grandes como bóxer, doberman, dogo alemán o cocker. Es muy importante una detección temprana para poner tratamientos.

Problemas respiratorios

  • Síndrome braquicefálico. Se da en los perros chatos como el bulldog, carlino, shin tzu, bóxer…Estas razas tienen el morro corto pero el paladar no lo es en proporción y llega a tapar la tráquea. Además suelen tener estrechez en los orificios nasales. Todo esto provoca dificultad al respirar, roncan, se fatigan antes y les afecta más el calor. Existe una cirugía preventiva que aumenta muchísimo la calidad de vida de estos perros. Esta cirugía consiste en un acortamiento del paladar y la abertura de las narinas.

 

  • En razas pequeñas como el yorkshire, pomeranian, chihuahua o caniche toy también puede darse un estrechamiento de la tráquea.

Problemas dermatológicos

  • Dilución del color. Es una alopecia en la zona negra del pelo de ciertas razas como el dobermann, el boyero de Berna o pinscher.
  • Dermatitis atópica. Presentan picor y signos de alergia en la piel. En shar pei, bóxer, cocker, dálmata, golden retriever, westy.
  • Intertrigo. Es una infección bacteriana en las arrugas de la piel. Se da en perros arrugados como el sharpei o el bulldog. Es importante limpiar los pliegues de la piel de estos perros con clorhexidina para prevenir infecciones.
  • Pioderma. Es una infección bacteriana, se carateriza por presentar muchas lesiones diferentes en la piel y picor. Una de las razas predispuestas es el pastor alemán.

Problemas hormonales

  • Diabetes mellitus. Común en las razas Alaskan malamute, chow – chow, dobermann, labrador, caniche.
  • Cushing. En caniche, pastor alemán, yorkshire, bóxer o teckel.

Problemas gastrointestinales

  • Torsión gástrica. Común en perros grandes, como el dogo, labrador, pastor alemán, bóxer, rottweiler…. Se aconseja alimentar a estos perros con un buen pienso concentrado (menos cantidad diaria), en tomas dividias y después de la actividad física. También existe una cirugía preventiva en este caso.

Problemas infecciosos

Hay razas más sensibles a ciertas enfermedades infecciosas. Con poca capacidad de crear defensas contra ella. Por lo que es muy importante vacunar correctamente. Una de ellas, muy grave, es la parvovirosis. Los dobermann, rottweiler, american bully, labrador, pastor alemán, yorkshire… son algunas de las razas más sensibles.

Problemas músculoesqueléticos

  • Displasia de cadera. Frecuente en pastor alemán, mastines, golden retriever, rottweiller… Se da sobretodo en perros mayores, pero hay disprosición en jóvenes. Es muy importante evitar el sobrepeso en estos casos.
  • Luxación de rótula. Los perros de razas más pequeñas como shih tzu y yorkshire suelen tener problemas de rodilla como la luxación de rótula, ésta se produce cuando se sale de su lugar de anclaje y por tanto el animal alterna periodos de cojera con andares normales.
  • Hernia discal. En las razas alargadas como los teckels, basset hound.

Problemas tumorales:

El bóxer está muy predispuesto a la presencia de tumores (sobre todo linfoma y mastocitoma). Ambos tipos de tumor pueden ser curables si se detecta a tiempo, por lo que es importante ir al veterinario si notamos un bulto.

Problemas oculares

  • Entropion. El párpado se rota hacia dentro, de modo que las pestañas contactan continuamente con la córnea, produciendo irritación ocular crónica, dolor y lagrimeo. Es común en shar pei, mastiff, caniches, rottweiler, carlinos y shih tzu.
  • Glaucoma. Suelen presentarlo las razas basset hound, beagle, cocker, dálmata, fox terrier, caniches y schnauzers. Se produce por la acumulación de líquido en el ojo que hace presión y les produce dolor, puede desembocar en ceguera si no se realiza un tratamiento.
  • Cherry eye o prolapso de glándula lacrimal accesoria. En beagle, bóxer, cocker, shar pei, shin tzu… Se necesita cirugía para volver a recolocar la glándula.
  • Queratoconjuntivitis seca. Esta patología se presenta por una baja secreción de lágrima. Lhapsa apso, carlino, westy, cocker, bulldog inglés, schnauzer y yorkshire son algunas de las razas más predispuestas.

Problemas urinarios

  • Urolitiasis. Piedras en vejiga o riñones. Hay diferentes tipos según el mineral que precipite. En dálmatas es común la formación de cristales de urato.

Problemas reproductivos

  • Criptorquidia o testículos no descendidos. Es común en los schnauzer miniatura, pero también hay otras razas predispuestas como bóxer, chihuahua, teckel, bulldog, pequinés, maltés, pomeranian, caniche o yorkshire.
  • Distocia. Dificultad en el parto. Depende de la configuración de la cadera. Es común en las hembras de bulldog inglés.

 

Estas son algunas de las enfermedades que existen asociadas a ciertas razas de perros, existen más razas predispuestas y todas ellas son producto de la selección artificial que hemos hecho los humanos con los canes.

Los perros mestizos conservan la predisposición, pero su efecto suele diluirse o incluso desaparecer con los cruces. Muchas de las enfermedades típicas de las razas están asociada a un gen recesivo, cuyas probabilidades de aparecer en la descendencia aumentan cuando los cruces son entre perros con más parentesco. Por otra parte, que haya razas con mayor probabilidad de contraer cierta enfermedad, no significa que otros perros no puedan padecer estas mismas por factores genéticos o ambientales.

 

Independientemente de donde provengan nuestros perros hay enfermedades que pueden afectarles si no ponemos métodos de por medio. Si quieres saber más sobre las enfermedades comunes y cómo prevenirlas puedes encontrar información en nuestro blog. Cada día compartimos algo nuevo sobre animales en Facebook y Twitter, no te pierdas nuestras novedades.

 

Dejar un comentario