¿Por qué no debes medicar por tu cuenta a tu perro?

Medicar a tu perro sin conocer las consecuencias es un error que puede salir muy caro. Siempre que veas algún síntoma de enfermedad debes acudir al veterinario, que es el profesional de la salud de los animales.

Aunque los humanos también seamos animales y nuestro organismo funcione de forma similar, somos especies diferentes y ciertas sustancias actúan de forma distinta en nuestro cuerpo.

Los peligros del ibuprofeno, paracetamol y otros medicamentos en mascotas

El ibuprofeno y el paracetamol suelen ser los medicamentos que tenemos más a mano en casa cuando tenemos alguna dolencia, como fiebre, dolor de cabeza, garganta… Ambos medicamentos pertenecen al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y se usan para disminuir un dolor leve o moderado, el paracetamol además es antipirético, es decir, reduce la fiebre.

Por el uso tan frecuente que se hace de ellos podría pensarse que también aliviaría el dolor que viésemos en nuestra mascota, sin embargo medicar a tu perro es muy peligroso, sus efectos son muy tóxicos en perros incluso efectos letales.

En cada medicamento que consumimos está marcada una dosis letal que hace referencia a la toxicidad del producto.

La cantidad terapeútica que puede tomar un perro de paracetamol es mínima, 15 mg/kg y la dosis letal es de 150 mg/kg. Las pastillas para humanos se comercializan en comprimidos de 500 mg – 1 g, por lo que es una cantidad muy alta para un perro. Esto significa que si, por ejemplo, damos una pastilla a un perro de diez kilos, habremos superado la dosis letal y, probablemente, el perro morirá.

Efectos de intoxicación en perros

El medicamento circula por la sangre y llega hasta los riñones donde se intenta metabolizar. Los efectos de medicar a tu perro con ibuprofeno o paracetamol son tóxicos y los síntomas que podemos ver son los siguientes:

  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Falta de apetito
  • Letargia, debilidad
  • Ictericia: las mucosas y la piel adquieren una coloración amarilla debido a un fallo del hígado.
  • Hinchazón de las patas
  • Cianosis: ciertas partes del cuerpo del animal adquieren un color azulado, por falta de oxigenación de la sangre.
  • Dificultad respiratoria o disnea
  • Taquicardia
  • Coma

La peor y la consecuencia posible más extrema es la muerte por fallo hepático, ya que son fármacos que impiden la oxigenación de los tejidos al unirse a las proteínas de la sangre y además provoca graves daños en el hígado.

Además, de estos efectos los AINEs dañan la mucosa gastrointestinal ya que inhiben a las prostanglandinas unas moléculas encargadas de proteger al intestino produciendo moco que lubrica su superficie y reduciendo la secreción del ácido gástrico. Aparte de éstas, tienen otras muchas funciones muy importantes en el organismo.

Si las consecuencias ya son graves de por sí, hay que pensar que el problema original que tuviera el animal se ha visto bastante agravado y que los efectos del medicamento enmascararán los de la supuesta enfermedad, dificultando el diagnóstico veterinario. Pero lo primero en estos casos es tratar la intoxicación de forma urgente.

medicar a tu perro

¿Qué hacer ante una intoxicación por medicamentos?

Lo primero que debes hacer es acudir al veterinario de urgencias más cercano. Una vez allí explica al veterinario la situación, el tipo de medicamento que le has dado, la dosis y hace cuánto tiempo.

Tras más de cuatro horas desde que se tomara la pastilla se intentará provocar el vómito. Si ha pasado más tiempo o no se consigue inducir el vómito, se procederá a un lavado de estómago y a la administración de carbón activado, el cual es capaz de absorber las moléculas que queden libres de paracetamol o ibuprofeno.

Si ha pasado más tiempo y el daño sufrido es mayor, se puede optar por distintos antídotos que contrarresten la acción del medicamento. Además, según la gravedad de la situación, será necesario mantener al animal oxigenado, realizarle una transfusión sanguínea o tratar la insuficiencia renal aguada que ha podido provocar la medicina.

Ahora que conoces el motivo, si alguna vez tu mascota se encuentra mal no la mediques y llévala al veterinario más cercano. Si tienes más dudas como estas puedes resolverlas en nuestro blog y seguirnos en Facebook e Instagram.

Dejar un comentario