¿Por qué necesito cepillar a mi perro?

La piel es la primera barrera externa contra los parásitos y las agresiones externas como el frío, viento, calor… y por esta razón es muy importante mantener una piel sana. El pelo recubre la piel de los animales, sin él, la piel quedaría expuesta, así que cuidando el pelo estamos protegiendo la piel de la mascota.

¿Es mejor cepillar o bañar?

Los perros al tener su cuerpo cubierto de pelo no necesitan bañarse tan asiduamente como los humanos, si se bañaran con tanta frecuencia eliminaríamos la protección natural de su piel con el uso de los champús y aumentaríamos la probabilidad de contraer una infección o patologías como la dermatitis.

Con el cepillado eliminamos el pelo muerto y la suciedad que el perro recoge a diario. Además si cepillamos a diario, nos será más fácil evitar nudos o que el animal suelte grandes cantidades de pelo a diario por la casa.

cepillar a un perro

Convertir el cepillado en una buena experiencia

Para cepillar a un perro lo mejor es acostumbrarlo desde cachorro al cepillado, de esta forma tendremos menos problemas de adulto. El cepillado debe ser una actividad tranquila y positiva para el perro, en ese momento el animal debe estar relajado y permitir que el cepillo pase por todo su cuerpo. Sin embargo, es muy común ver perros que no toleran el cepillado.

En estos casos debemos convertir la situación en una buena experiencia, puedes comenzar mostrándole el cepillo mientras le ofreces algo rico de comer u otro tipo de premio como un juguete que le guste, también puedes aprovechar para cepillar las zonas donde le gusta que le acaricien o rasquen. Poco a poco, puedes aumentar el tiempo de las sesiones, reducir el número de premios y probar con otras zonas del cuerpo. Siempre debemos observar el estado del animal, tener paciencia y no forzarle para evitar que la situación se vuelva traumática.

El objetivo es que el cepillado sea una actividad que el perro disfrute, se sienta cómodo y relajado y sirva para reforzar vínculos con su propietario.

Beneficios de cepillar a un perro

El cepillado debemos realizarlo diariamente o al menos un par de veces a la semana, sobretodo teniendo en cuenta la longitud y tipo de pelo de nuestro perro:

  • Elimina suciedad y ácaros, esto tiene especial importante en perros alérgicos.
  • Previene patologías de la piel como la dermatitis.
  • Un cepillado diario evita la formación de nudos que pueden llegar a crear heridas en la piel.
  • Es un buen momento para observar la piel. El cepillo separa el pelo y hace visible la piel, así que podemos ver si ha habido algún cambio en su coloración, si está seca, irritada, hay alguna herida, parásito o incluso un bulto que solo notemos al tacto.
  • El cepillado disminuye la cantidad de pelo muerto acumulado y airea la piel, esto evita el desarrollo de patógenos como bacterias que requieren poco oxígeno para vivir. Además facilita el crecimiento del pelo naciente.
  • Como hemos comentado, el momento del cepillado, si se hace bien, es una actividad que aumenta el vínculo entre humano y animal.

 

 

Estas son unos cuántas razones para cepillar a un perro, si quieres saber más sobre la salud de perros y gatos puedes echarle un vistazo a nuestro blog y seguirnos en Facebook e Instagram. Cada día compartimos cosas muy interesantes sobre nuestros amigos caninos y felinos.

 

Dejar un comentario