MI PERRO TIENE MAL ALIENTO ¿Qué hago?

El  mal aliento en nuestras mascotas es un problema muy frecuente y normalmente se debe a problemas dentales y orales.

El sarro se produce por la unión de las bacterias de la boca a los restos de comida que se van descomponiendo y formando cálculos dentales muy duros.

El sarro y la infección de las encías (gingivoestomatitis) provocan mal olor, dolor y problemas internos como son enfermedades cardiacas, renales, hepáticas, etc.

¿Cuáles son las causas de la aparición del sarro en nuestras mascotas?

La alimentación de baja calidad es la causa principal de la formación del sarro en nuestras mascotas. En estos piensos nos encontramos proporciones muy altas de cereales y subproductos de cereales. Estos carbohidratos deben digerirse con una enzima de la boca llamada amilasa que los carnívoros producen en muy poca cantidad no siendo así posible la digestión completa de éstos. El acumulo de carbohidratos en la boca es el alimento de las bacterias que forman el sarro.

El uso excesivo de alimentos caseros o alimentos húmedos enlatados intervienen también en la formación del sarro. Este tipo de alimentos se quedan más fácilmente adheridos en la superficie de los dientes.

También existen animales más propensos a la acumulación del sarro como son las razas pequeñas por su ph diferente, los braquicéfalos o perros chatos por el apiñamiento de  sus dientes y por su puesto los animales de mayor edad si no se les ha realizado ninguna prevención.

 

¿Cómo puedo limpiar los dientes de mi mascota?

  • Cuida su alimentación utilizando los piensos de gama alta y sin exceso de carbohidratos disponibles en los centros veterinarios. Utiliza el tamaño de croqueta mayor para fomentar la masticación y que no las traguen enteras.
  • Cepilla los dientes de tu mascota con un cepillo y pasta de dientes específica al menos dos o tres veces a la semana. No utilices nunca pasta de dientes de personas ya que lleva xylitol y es tóxico para las mascotas.
  • Utiliza complementos como los dentífricos solubles que se añaden al agua de bebida o los complementos alimenticios que se añaden al pienso para cambiar el ph de la saliva dificultando así el crecimiento bacteriano causante del sarro.
  • Ofrécele alimentos que de forma mecánica eliminen el sarro. Existen piensos específicos y golosinas tanto para perros como para gatos que se pueden proporcionar a diario como los stick dentales, huesos naturales desecados,… también existen juguetes especialmente diseñados para limpiar los dientes y estimular las encías.

 

¿ Y si el sarro ya ha aparecido?

Una vez que el sarro ya está presente y si además existe afectación de las encías es necesario realizar una limpieza bucal ya que habrá comenzado una enfermedad periodontal progresiva en la que se acaba dañando el sostén de los dientes.

Las limpiezas dentales se realizan con anestesia general realizada con gases inhalatorios que proporcionamos a través de una intubación del animal. Antes de realizarla se hace un estudio completo del animal para minimizar los riesgos anestésicos. No se debe tener tanto miedo a las anestesias ya que realizándola de una manera segura es mucho menor el riesgo que el que asumimos teniendo una infección bucal sin tratar. El sarro se limpia con un aparato de ultrasonidos que lo elimina completamente sin dañar el esmalte, además en nuestra clínica veterinaria realizamos un pulido posterior para reparar las posibles abrasiones del esmalte consiguiendo así retrasar la nueva aparición del sarro.

Leave a Comment