perro alérgico

Mi perro es alérgico, ¿cómo mantenerlo saludable?

En el momento en el que el veterinario diagnostica que nuestro perro es alérgico lo más importante es ser conscientes de que necesitará cuidados especiales toda su vida. Las alergias son producidas por el propio animal y no podemos curarlas de forma definitiva, pero sí podemos ofrecer cuidados y atenciones a nuestra mascota que hagan que tenga una buena calidad de vida.


Los síntomas de las alergias son muy molestos tanto para el animal como para el propietario; rascados continuos, otitis y dermatitis que producen mal olor, diarreas etc. Partiendo de la base de que las alergias pueden ser ambientales, alimentarias o mixtas, debemos cuidar tanto la alimentación, como el ambiente en el que se mueve el perro alérgico y cuidar su piel y su pelo. Aquí os dejamos algunas recomendaciones para intentar evitar que estos síntomas lleguen a producirse.

Cuidar el ambiente 

No debemos pasear a nuestro perro por el campo o zonas con mucha vegetación en primavera y verano. Tenemos que prestar especial atención a que no se bañen en ríos, charcas, playas o piscinas y por supuesto que no se mantengan mojados por mucho tiempo.

Alimentación 

Es esencial que no se den otros alimentos excepto los recomendados por el veterinario. Deben ser piensos de elevada calidad y alta digestibilidad. Los niveles elevados de ácidos grasos y la proteína de pescado, ayudan a mejorar el estado de la piel y del pelo. Los perros con alergias alimentarias muy acusadas deberán tomar piensos formulados a base de proteínas hidrolizadas.

perro alérgico

Cuidados de la piel y el pelo

Debemos bañar a los perros alérgicos con regularidad, aumentando los baños en épocas de primavera y verano. Siempre utilizaremos un champú específico para piel sensible que nos haya recomendado nuestro veterinario. Estos champús contienen proteínas y ácidos grasos esenciales que aliviarán el picor e hidratarán la piel de nuestra mascota.

Las afecciones del oído son muy frecuentes en los perros alérgicos. Por ello debemos realizar limpiezas frecuentes con los productos recomendados. Otros productos podrían producir una otitis en lugar de prevenirla.

Atención a los parásitos externos 

Por desgracia, este tipo de perros también muestran una sensibilidad especial a la picadura de pulgas, garrapatas y mosquitos, agravando los síntomas de picores, descamación etc. Por ello es muy importante prevenirlo mediante antiparasitarios externos (pipetas, pastillas, collares…)

 

 

Estos son unos consejos básicos que bien llevados a cabo mejoran mucho el estado de nuestro perro alérgico. Hay que ser constantes y acudir a las revisiones en consulta. También existen los test de alergías y autovacunas para combatir las alergias, éstos son llevados a cabo por un laboratorio externo y podéis solicitarlo en nuestra clínica. Podéis consultar al veterinario para más información. Si quereis estar al día de los cuidados de las mascota podéis seguirnos en Facebook y Twitter. A diario damos consejos, curiosidades y noticias sobre nuestros amigos de cuatro patas.

Dejar un comentario