Mi gato no usa el arenero

El tipo, la forma y la higiene del arenero son factores muy importante en vida diaria del gato. Un gato que no usa el arenero puede estar padeciendo algún tipo de problema de salud, así que es importante que descubras los motivos que llevan a tu gato a hacer sus necesidades fuera del arenero.

¿Cómo debe ser un arenero para gatos?

A la hora de comprar un arenero tenemos que tener en cuenta varias características:

  • La altura de la bandeja. Una bandeja muy alta puede ser de difícil acceso para el animal, sobre todo si se trata de un gato mayor, lo mejor es una bandeja baja y ancha, de poca profundidad, con que la arena cubra unos cinco centímetros es suficiente.
  • Arenero abierto o cerrado. Aunque un arenero abierto puede ser más cómodo para el animal, muchos gatos prefieren usar el arenero cerrado, con puerta. Además, este segundo tipo evita algo más los malos olores.
  • Tipo de arena. La arena más recomendada para gatos es la no perfumada y aglomerante. Este tipo de arena se hace una bola al humedecerse con la orina, así es más fácil limpiar la bandeja y no queda polvo en suspensión.
  • Ubicación del arenero. El lugar donde coloquemos el arenero también es importante, debe estar alejado del lugar de la comida y cama del animal. Un gato no comerá cerca del lugar donde orina y defeca.
  • Número de areneros. Si conviven varios gatos en casa se recomienda tener más de un arenero para evitar competencias entre ellos, el número ideal es tantos areneros como gatos haya en casa más uno.

¿Por qué mi gato no usa el arenero?

Son varios los motivos que causan que un gato deje de utilizar su arenero. A veces es tan fácil solucionarlo como cambiar alguno de los aspectos anteriores, pero otras veces puede deberse a un problema más serio.

  • Falta de limpieza. Un gato no usará un arenero sucio si puede evitarlo aunque esto signifique hacer sus necesidades fuera. Cada día debes recoger las heces y asegurarte que la arena está lo suficientemente limpia cada semana.
  • Estrés. El estrés puede afectar a muchos aspectos de la vida del gato y un estrés prolongado puede ser peligroso. Averigua si algo puede estar provocando estrés a tu mascota, por ejemplo la competencia con otro gato, un cambio en su situación normal, una mudanza, un nuevo miembro en la familia, etc. Existen feromonas artificiales que pueden ayudarte a combatir el estrés en los felinos.
  • Marcaje. El marcaje está influenciado por las hormonas sexuales, los machos sobretodo pueden marcar por la casa. El estrés también puede ser causa de marcaje, sobre todo en zonas con más olor al propietario. Con la castración se elimina este comportamiento.
  •  Enfermedades. El FLUDT o la enfermedad del tracto urinario es un problema frecuente en gatos, tienen dificultad para orinar y mucho dolor. Es importante detectarla a tiempo para empezar a tratarla antes de que se agrave.

 

Como ves, que un gato no use el arenero no es algo trivial y puede necesitar ayuda veterinaria, no lo dejes pasar. Si quieres saber más sobre el cuidado de las mascotas te animamos a que visites nuestro blog y redes sociales  Facebook e Instagram.

 

Dejar un comentario