La otitis en perros

La otitis es la inflamación del epitelio del conducto auditivo. Con la inflamación se reduce el espacio dentro del conducto y los microorganismos presentes, con menos oxígeno, aprovechan para proliferar.

¿Qué causa la otitis en perros?

La otitis en perros es un problema frecuente y puede estar originado por distintas causas:

  • Alergia. La otitis suele estar relacionada con los casos de alergia, un cuadro típico es picor, enrojecimiento, costras y otitis con secreciones del oído.
  • Ácaros. Otodectes cynotis, Demodex y Sarcoptes scabiei son las principales especies de ácaros causantes de la otitis en perros.
  • Infecciones por Malasezzia. Este hongo habita de forma natural sobre la piel de los animales, su crecimiento descontrolado causa infección.
  • Infecciones bacterianas. Por bacterias del género Staphylococcus o Pseudomonas, producen mal olor.
  • Presencia de un cuerpo extraño en el conducto auditivo. La extracción de espigas del oído tras un paseo por el campo es muy común en la clínica.
  • Predisposición racial. Los perros con el conducto auditivo largo, y las orejas grandes y caídas con escasa ventilación, son más propensos a sufrir otitis.
  • Humedad en el conducto auditivo. La humedad y la temperatura son factores claves para el crecimiento de microorganismos.
  • Otros factores como enfermedades endocrinas, hipertrofias del tejido auditivo…

Síntomas de la otitis

Hay señales muy claras con las que podemos identificar que nuestro perro tiene molestias a nivel del oído. Además, podemos ver secreciones o notar mal olor proveniente de las orejas.

  • Cabeza inclinada. El lado que incline puede darnos una pista del oído que está afectado.
  • Sacudidas de cabeza
  • Dolor
  • Picor moderado o severo
  • Inflamación del conducto
  • Comportamiento alterado, irritado o incluso agresivo

¿Cómo tratar la otitis?

Si sospechamos que nuestro perro puede padecer otitis debemos acudir al veterinario antes de que la situación se agrave.

En la consulta el veterinario limpiará el oído del perro y determinará cuál es el mejor tratamiento dependiendo del agente causante de la otitis: antibióticos, acaricidas o antifúngicos según sean bacterias, ácaros u hongos.

Además si el perro manifiesta mucho dolor puede recetarnos algún antiinflamatorio o analgésico para aliviarlo. También nos aconsejará la limpieza periódica del oído para evitar recaidas o problemas más graves como el otohematoma.

otitis en perros

Una buena higiene previene problemas en la boca y oídos de las mascotas. Si quieres saber más sobre la salud de tus mascotas no dudes en visitar nuestro Facebook e Instagram.

Dejar un comentario