La leishmaniosis canina

La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave transmitida por un insecto llamado flebotomo. Esta enfermedad está muy extendida en nuestra zona. Es muy importante que seamos conscientes del riesgo que existe y las medidas de prevención que podemos poner. En esta entrada te explicaremos qué causa y qué transmite la leishmaniosis, los tratamientos que se aplican y los métodos de prevención.

¿Qué causa la leishmaniosis y cómo se transmite?

El causante de la leishmaniosis es el protozoo Leishmania infantum, que es transmitido mediante la picadura del flebotomo. Este insecto pertenece a la familia de los dípteros.  La misma a la que pertenecen moscas y mosquitos.

La zona del sur de Europa incluyendo el sur de España son las de más riesgo. En contra de la creencia popular, aquí en España y sobre todo en la zona Sur, los flebotomos están presente durante todo el año debido al clima cálido y húmedo. Los mosquitos son más frecuentes en zonas donde haya agua, porque es donde ponen sus huevos y se desarrollan sus larvas. Suelen salir a alimentarse al amanecer y atardecer.

¿Cuáles son los síntomas de leishmaniosis?

Los síntomas que puede desarrollar nuestra mascota una vez infectada dependen de su sistema inmunitario. Hay una gran variedad de síntomas. Algunos de los más comunes son: problemas cutáneos, pérdida de pelo, lesiones oculares, crecimiento anormal de las uñas, anorexia, delgadez, anemia, afectación renal y hepática, etc.

Actualmente no existe cura para la leishmaniosis. Un animal infectado permanecerá así toda su vida, pero afortunadamente si existen tratamientos. En Vitalcan los conocemos y tratamos con ellos para mejorar en gran medida el bienestar del animal infectado y conseguir que pueda hacer vida normal. Para ello es fundamental el diagnóstico precoz . En nuestra clínica veterinaria tenemos disponibles test rápidos para detectar la enfermedad que nos permite en pocos minutos obtener un resultado bastante fiable. Además, contamos con un laboratorio de referencia en el que podemos hacer estudios más exhaustivos con pruebas como la PCR.

¿Cómo prevenimos la leishmaniosis?

Los tratamientos preventivos podemos dividirlos en dos grupos:

  •  Repelentes contra los flebotomos: evitan la picadura y previenen la enfermedad. Hasta ahora solo existen dos tipos de productos aprobados, los collares antiparasitarios Scalibor y Seresto y las pipetas antiparasitarias, como por ejemplo la pipeta Advantix o Vectra. La diferencia entre estos dos productos es el tiempo de acción contra flebotomos. Los collares tienen una larga actividad durante máximo 6-8 meses. Las pipetas hay que aplicarlas mensualmente para llevar a cabo un tratamiento preventivo adecuado. Vitalcan cuenta con este tipo de productos en su tienda, para todos los tamaños de perro.
  • Vacuna contra leishmaniosis: se puede usar en perros sanos a partir de los 6 meses de edad. Refuerzan el sistema inmunitario para que esté preparado para responder en el momento de una posible infección. Para que la vacuna sea efectiva es necesario completar estrictamente el protocolo inicial de primovacunación y las correspondientes revacunaciones. En nuestro centro también vacunamos contra leishmania, es una acción muy recomendada.

Otros métodos complementarios

Existen otras formas para prevenir la leishmaniosis que aunque no son tratamientos eficaces en sí podemos utilizarlos de manera complementaria a los tratamientos preventivos anteriormente descritos:

  • Uso de mosquiteras
  • Evitar los paseos por zonas húmedas en las horas de mayor afluencia de mosquitos
  • Enchufes antimosquitos
  • Uso de insecticidas en spray o conectados a la corriente

Es importante resaltar que el uso de aceites esenciales no evitarán la entrada del mosquito y consecuente picadura. El uso de insecticidas se ha demostrado que es mucho más efectivo.

 

 

Ahora ya conoces la importancia de la prevención de la leishmaniosis. Una enfermedad mucho más extendida de lo que creemos y que puede ocurrir en cualquier época del año en nuestro clima. Si tienes más dudas sobre la leishmaniosis puedes seguir leyendo sobre ella en nuestro blog. Sigue atento a nuestras publicaciones en Facebook y Twitter y sabrás cada día algo nuevo sobre nuestros compañeros de cuatro patas.

Dejar un comentario