El embarazo psicológico en perras

El embarazo psicológico en perras está provocado por una alteración hormonal en la última etapa del celo. Es algo bastante común y diferente de la pseudogestación.

¿Qué es un embarazo psicológico?

El embarazo psicológico o embarazo fantasma comprende una serie de comportamientos similares a los que tendría una perra preñada, a punto de parir o en el postparto con el cuidado de las crías. Es muy frecuente que utilicen peluches a modo de cachorros e incluso que intenten darle de mamar.

Aún se desconoce porqué algunas perras son más propensas a sufrir embarazos psicológicos. Los síntomas más comunes son:

  • Vómitos 
  • Pérdida de apetito
  • Secreción acuosa de las mamas, diferente a la leche materna.
  • Conducta maternal. La preparación de un nido, el acicalamiento excesivo o el continuo lamido de los pezones son típicos en estas perras.
  • Cambios físicos. Puede haber un aumento de las glándulas mamarias o del abdomen como si estuviera realmente preñada.
  • Nerviosismo o inquietud. Es normal que durante este periodo la perra se muestre más inquieta o nerviosa, preste menos atención a los objetos que antes sí le llamaban la atención y se muestre menos obediente, incluso puede llegar a parecer deprimida.

embarazo psicológico en perras

La pseudogestación en perras

Es un estado fisiológico y se produce en las hembras que no han quedado preñadas tras un coito. Durante el celo en perras se produce un ciclo de hormonas, entre ellas la progesterona, si la concentración de esta hormona no disminuye al final del celo puede provocar el desarrollo de las glándulas mamarias y una ganancia de peso, similar a un embarazo.

A diferencia del embarazo psicológico o fantasma, la hembra puede no desarrollar ningún tipo de comportamiento relacionado con el embarazo. Además, en el embarazo psicológico los niveles de progesterona no se mantienen altos y hay una alta concentración de otra hormona, la prolactina que produce el comportamiento maternal y la secreción de las glándulas mamarias.

¿Cómo se evita la pseudogestación?

La mejor forma de evitar la pseudogestación y los embarazos psicológicos es la esterilización. Con esto eliminamos la acción de las hormonas sexuales y evitamos otros problemas más graves:

  • Piometras. Descartamos la probabilidad de que la perra sufra una piometra con la esterilización. La piometra es una infección del útero y puede llegar a ser muy grave, poniendo en peligro la vida de la perra. Aparece sobretodo en hembras de edad avanzada y suele ser una urgencia veterinaria muy frecuente. El útero se distiende y llena de pus debilitando la salud del animal de forma muy evidente.
  • Tumores en ovarios y útero.
  • Tumores mamarios. Sin la influencia de las hormonas sexuales, se reducen las probabilidades de formación de tumores mamarios malignos en edades tempranas.

La esterilización tiene otros beneficios como evitar los embarazos indeseados y el abandono consecuente de las crías.  En machos también evita otro tipo de neoplasias como los tumores testiculares o la hiperplasia de próstata.

En nuestra clínica podemos asesorarte en consulta de todas las consecuencias de la castración si tienes dudas al respecto. Si quieres saber más sobre la salud de tus mascotas no dudes en visitar nuestro Facebook e Instagram.

 

Dejar un comentario