Cómo viajar en avión con tu mascota

Viajar en avión con tu mascota es una opción cada vez más habitual. Las mascotas son uno más de la familia y es normal que queramos estar con ellas mientras disfrutamos de nuestro tiempo libre.

Si vas a viajar a territorio extranjero o simplemente necesitas moverte en avión y vas a llevar a tu mascota estos consejos te serán muy útiles.

Planifica el viaje con tiempo suficiente

Antes de contratar el viaje revisa todos los aspectos en los que pueda influir viajar con tu mascota: comprar el billete, buscar alojamiento, visitar monumentos turísticos… las mascotas no están permitidas en todas las compañías o alojamientos y previamente tendrás que hacer búsquedas con el filtro «Admite mascota» para asegurarte de ello.

Muchas compañías aéreas tienen restricciones en el tipo, número de animales que viajan en la cabina, tamaño del animal y medidas del transportín. Así que, ¡mejor que no te coja por sorpresa!

Además, tener tiempo suficiente para planificar el viaje incluye buscar actividades con las que puedas disfrutar de tu mascota como la visita a un parque natural, rutas de senderismo cercanas, etc.

viajar en avión con tu mascota

¿Qué condiciones suelen poner las compañías aéreas para viajar con mascotas?

Las aerolíneas no están obligadas a aceptar mascotas, aunque cada vez son más las que lo permiten. Las compañías de bajo coste no suelen aceptar mascotas con la excepción de los perros guías o lazarillo.

Debes tener en cuenta que las empresas que sí aceptan mascotas lo hacen bajo ciertas restricciones que pueden influir en el tipo y precio del billete. Estas son las principales condiciones que establecen las compañías de vuelo.

  • La especie animal. No todas las compañías aceptan que viaje cualquier especie animal, los perros y gatos sí están permitidos en todas las compañías aéreas que aceptan animales. Sin embargo otras especies que pueden viajar en avión como las aves (excepto las de rapiña), peces, tortugas, conejos, hámsteres y cobayas, anfibios, crustáceos e insectos no las acepta cualquier compañía y pueden obligar a que viajen en bodega.
  • El número de animales que viajan en cabina está limitado según la aerolínea.
  • El tamaño. Los animales aceptados en cabina por lo general no deben superar los 8 kg de peso, incluyendo el transportín.
  • El transportín o bolsa de transporte debe tener unas medidas concretas para ir en cabina, al igual que ocurre con el equipaje de mano. Las medidas estándar para un transportín adecuado pueden ser aproximadamente de 45 cm de largo, 35 cm de ancho y 25 cm de alto, pero éstas pueden variar según la compañía aérea. Para la bodega varía según el animal pero el material debe ser resistente, tener ventilación, fondo impermeable y ser seguro. Hay límite en el tamaño máximo permitido.
  • Razas braquicéfalas y perros potencialmente peligrosos, no están permitidas en muchas compañías. Los primeros corren mayor riesgo de sufrir golpes de calor y trastornos respiratorios cuando se exponen al estrés o altas temperaturas.

Puedes encontrar más información en las webs de cada compañía aérea.

Ten en cuenta los posibles costes adicionales

Normalmente viajar con una mascota en cualquier transporte supone un coste adicional que dependerá de ciertas condiciones:

  • Viaje en cabina o bodega
  • Peso del animal junto su transpotín. El precio aumenta con el peso total.
  • Destino. Algunos destinos pueden suponer una restricción a la hora de viajar con tu mascota en avión o la salida del aeropuerto.

Prepara a tu mascota para viajar en avión

Familiariza a tu mascota con el transportín antes de realizar el viaje para que, cuando llegue el momento, no sea una experiencia traumática y el animal se sienta seguro cuando viaje. De esta manera también reducimos el estrés que pueda sufrir.

Asegúrate de que llevas contigo toda la documentación legal que necesites para viajar al lugar de destino: el pasaporte europeo, un certificado de salud o de anticuerpos contra alguna enfermedad (según el país puede ser necesario).

Debes tener las vacunas y las desparasitaciones al día para evitar tener problemas a la hora de entrar en otro país.

Si es necesario para que tu mascota sobrelleve el vuelo sin riesgos puedes consultar con tu veterinario algún tipo de calmante natural o medicamento con receta. Nunca automediques por tu cuenta.

Teniendo en cuenta todos estos consejos viajar en avión con tu mascota puede ser mucho más fácil.

Si te ha gustado este post puedes encontrar muchos más en nuestro blog o en nuestras redes sociales  Facebook e Instagram.

Dejar un comentario