Cómo viajar con tu mascota

Las mascotas son un miembro más de la familia así que es lógico que queramos viajar con ellas por el mundo. Cada vez es más común que perros y gatos viajen con nosotros, pero siempre es mejor asegurarse con tiempo de que esto es posible. Aquí tienes unos cuántos consejos para viajar con tu mascota.

Prepara el viaje con antelación

Para evitar sorpresas desagradables lo mejor es que prepares con mucha antelación el viaje: el alojamiento, el transporte, sobretodo si es es en avión y los sitios que vayas a visitas para asegurarte que tu mascota pueda entrar sin problemas contigo.

Muchos establecimientos como restaurantes, hoteles, espacios culturales o espacios naturales como las playas no aceptan animales o lo hacen bajo algunas condiciones. Comprueba todo esto antes de realizar una reserva, algunos hoteles que aceptan mascotas solo lo hacen si la mascota es de cierto tamaño y acarrea un coste adicional.

También es muy importante que tengas al día la documentación legal de tu mascota, con todas las vacunas que necesite para viajar, su identificación y tratamientos desparasitarios.

viajar y mascota

Revisa las condiciones de la compañía antes de viajar con tu mascota

Si vas a viajar en avión es muy importante que leas detalladamente las condiciones de la compañía aérea. Actualmente las aerolíneas no están obligadas a aceptar mascotas a bordo, por lo que no todas admiten animales. Y aquellas que admiten mascotas tienen ciertas restricciones, tanto para viajar en cabina como en bodega.

  • El número de los transportines y las dimensiones de los mismos está limitado por el tipo de avión.
  • No todas las especies animales están aceptadas en cada aerolínea, la mayoría aceptan a perros y gatos.
  • Los animales aceptados en cabina no deben superar los 8 kg de peso, incluyendo su transportín.
  • Los gatos y perros braquicéfalos y los potencialmente peligrosos (PPP) no están permitidas en muchas compañías. Este tipo de razas corren un mayor riesgo de sufrir golpes de calor y trastornos respiratorios cuando se exponen al estrés o altas temperaturas.
  • Viajar con tu mascota en avión siempre supone un coste adicional que dependerá de su tamaño, el lugar del avión donde viaje y el trayecto.

Si no encuentras toda esta información puedes llamar a atención al cliente para asegurarte y confirmar la asistencia de tu mascota.

Si viajas en otro medio, como barco o tren también te aconsejamos leer las condiciones del viaje primero, pero es muy seguro que de forma similar al avión tengas restricciones por tamaño y necesites comprar un transportín adecuado, además de pagar un coste adicional.

Acostumbra a tu mascota al transportín

Familiarizar a tu mascota con su transportín le hará todo el proceso más fácil y evitará traumas y malas experiencias. Piensa que va a permanecer unas cuántas horas dentro de él, en un entorno desconocido y viendo pasar a personas que nunca ha visto, si dentro del transportín se siente cómo y seguro esto le hará más llevadera la situación.

Consulta con tu veterinario antes de medicar a tu mascota

Si crees que tu mascota necesita algún tipo de tranquilizante para viajar debes consultar con el veterinario, medicar por tu cuenta puede ser peligroso. Existen relajantes naturales a base de hierbas y medicamentos especiales para estos casos, pero siempre debes hacerlo previa consulta con un profesional por posibles efectos adversos que pudiera haber y para conocer la forma de administración.

 

Estos y otros muchos consejos sobre mascotas puedes encontrarlos en nuestro blog y redes sociales  Facebook e Instagram.

Dejar un comentario