Cómo mejorar la convivencia entre gatos

La convivencia entre gatos puede generarles mucho estrés y puede llegar a provocar agresividad o incluso problemas de salud. ¿Tienes varios gatos en casa? o ¿planeas introducir un nuevo gato y te preocupa cómo presentarlo? Vitalcan te trae unos cuántos consejos para facilitar la armonía en tu hogar. El espacio, la distribución de recursos y las feromonas de apaciguamiento son las herramientas principales para trabajar la convivencia entre gatos.

Los gatos conviven mejor si son familia y/o se han criado juntos. Si esto no es así, pueden llegar a generar fuertes vínculos o estar en continuo conflicto. Cuando se llevan bien, observarás entre ellos conductas amistosas: se restriegan, se lavan, duermen pegados y juegan, pero la hostilidad no siempre será evidente. Antes de llegar a la agresividad puede haber signos que podemos pasar por alto, como bloqueo de recursos (comederos, bebederos, bandejas de arena, sitios donde descansar…), miradas fijas o evitarse entre ellos.

Espacio

Lo primero para evitar problemas es considerar si el tamaño de tu casa es el adecuado. El hacinamiento es fuente segura de tensiones. Además, tienes que asegurar que este espacio sea de calidad, con suficientes estímulos, por ejemplo una ventana (asegurada por supuesto) por la que puedan mirar al exterior.

Distribuye los recursos

La hostilidad puede impedir que un gato se mueva con libertad por la casa, como hemos comentado. Para evitar que un gato se sienta intimidado para utilizar su bandeja, comer, beber o jugar con sus juguetes, debemos asegurarnos que ambos tengan acceso a todos los recursos.

Divide los recursos en distintos sitios: agua, comida, bandejas, rascadores, camas, juguetes… De hecho el secreto está en la hiperabundancia de recursos. Por ejemplo, el número de bandejas debe ser igual al número de gatos que tengas en casa + 1.

Coloca bastantes lugares en alto y escondites para que puedan aislarse, su estrategia natural es evitar el conflicto.

Feromonas de apaciguamiento

Para perros y gatos el olor es el canal de comunicación principal. Las feromonas son mensajes químicos que utilizan los gatos para comunicarse. Estos mensajes pueden indicar territorio, apaciguamiento, miedo, felicidad… Cada mensaje es distinto.

Estas feromonas se reproducen artificialmente y se comercializan en difusor. Con ellos podemos conseguir transmitir un mensaje que el gato es capaz de oler y reconocer. De esta forma, nos comunicamos con él y supone una gran ayuda para mejorar la convivencia entre gatos. Las feromonas de apaciguamiento calman a los gatos y reducen el enfrentamiento entre ellos. También existen feromonas para redirigir los arañazos a donde queramos que rasquen. Según lo que queramos conseguir compraremos un tipo u otro. En Vitalcan contamos con los tres tipos diferentes de feromonas disponibles en el mercado. Te asesoraremos según lo que necesites.

Observa a tus gatos

Una vez apliques alguna de las medidas anteriores, comprueba si hay cambios en su comportamiento. Verifica que no haya ningún recurso que genere conflicto, que ambos tengan su zonas independientes y exista un territorio neutral. Puedes probar poco a poco acercamientos del olor del uno al otro (con una manta, un juguete…) e ir ampliando cada vez más la zona que comparten, siempre dentro de su comodidad. Mejorar la convivencia entre gatos requiere paciencia y empatía con el animal. No todos los gatos se llevarán bien.

Los cambios nunca son fáciles para los gatos y si se van a producir es mejor que sepas cómo afrontarlo. Si necesitas más información sobre los cuidados del gato no dudes en buscarla en nuestro blog. También puedes seguirnos en Facebook y Twitter, cada día compartimos consejos sobre nuestros peludos amigos.

Dejar un comentario