¿Cómo hacer que un gato beba agua?

El gato doméstico es un animal que, generalmente, bebe muy poca agua. Esta característica fisiológica viene de su antepasado, que vivía en regiones desérticas donde el agua era escasa y estaba adaptado a producir una orina muy concentrada y, así, reducir la pérdida de agua.

¿Cuánto tiene que beber un gato sano?

Los gatos necesita ingerir una media de entre 55 y 70 mililitros de agua por kilogramo de peso al día, es decir, un gato de unos 5 kg tomaría unos 250 ml en condiciones normales.

Este agua no tiene porqué provenir únicamente del agua de bebida, que un gato no beba agua en abundancia no significa que no la obtenga por otras vías.

Un gato puede obtener agua de distintas fuentes:

  • El agua fresca y limpia que directamente les ofrecemos en un cuenco o fuente.
  • Del agua que contienen los alimentos que ingiera, los alimentos húmedos contienen más agua que el pienso normal.
  • El agua metabólica, que es aquella que produce el organismo al oxidar los lípidos y los hidratos de carbono.

Los gatos son poco sensibles a la pérdida de agua o, al menos, son menos sensibles que los perros, y es que pueden soportar hasta un 8 % de deshidratación.

Factores que influyen en el consumo de agua

En general los animales bebemos más o menos cantidad de agua en función de la temperatura, el tipo de alimento y metabolismo. Las hormonas tienen un papel importante en la regulación hídrica, la sensación de sed y la saciedad de la misma.

Si la comida que ofrecemos a nuestro felino está formada exclusivamente por pienso seco aumentaremos considerablemente la necesidad de beber, ya que este alimento contiene poca cantidad del agua. Los alimentos húmedos como las latas para gatos les proporcionan un mayor aporte de agua.

El problema suele aparecer cuando a un gato se le cambia de una dieta húmeda a seca, porque puede adaptar mal su consumo de agua y aparecer problemas como los cálculos renales.

Las altas temperaturas pueden influir en la necesidad de beber de un gato. Sin embargo, no es tan acusado como en el perro.

Consejos para que tu gato beba más agua

Los gatos suelen beber entre 12 y 16 veces al día, pero por cada vez consumen muy poca cantidad de agua. Para hacer que tu gato beba más agua puedes probar los siguientes trucos:

  • Ten más de un cacharro de bebida, en lugares distintos del hogar.
  • Cambia el agua, al menos una vez al día.
  • Es mejor que el bol sea de material metálico, vidrio o cerámica.
  • El agua debe estar colocada lejos del arenero y de la comida, para evitar que se contamine, ya que el gato lo notará y no querrá beber.
  • Ofrece al gato comida húmeda una vez al día, nunca mezclada con el pienso.
  • Algunos gatos prefieren beber directamente del agua en movimiento. Las fuentes electrónicas para gatos o incluso permitirle beber el agua que corre del lavabo son buenas opciones.
gato bebiendo de la fuente, gato beba agua
Los gatos son animales muy propensos a los problemas renales y una hidratación deficiente puede desembocar algunas patologías como los cálculos urinarios. Si notas que tu gato comienza a beber más de la cuenta, de forma anormal (polidipsia) no olvides consultarlo con un veterinario pues puede ser un síntoma de varias enfermedades.

Si quieres conocer más enfermedades y datos sobre la asalud de los animales puedes aprender más en nuestro Facebook y Twitter.

Dejar un comentario