ansiedad por separación

Ansiedad por separación en perros

¿Tu perro está inquieto antes de irte de casa? ¿Cuando vuelves encuentras pequeños desastres y  tu perro está muy emocionado, pega saltos, ladra..? probablemente tenga ansiedad por separación. Si ya te suena este término, vamos a aconsejarte unas cuántas técnicas para reducir la ansiedad de tu mascota. Si nunca has oido hablar de esta conducta te la explicaremos y ayudaremos a prevenirla.

¿Cuándo se produce la ansiedad por separación?

La ansiedad por separación se trata de un conjunto de manifestaciones emocionales y cognitivas, que el perro experimenta cuando se ve aislado del objeto de apego. Se produce cuando anticipa que el dueño se va a ir. Hay señales que pueden darnos pistas de que nuestro animal está empezando a acumular estrés por nuestra partida, tenemos que aprender a identificarlas.

El perro comienza a anticipar la partida del dueño, mucho tiempo antes de que el propietario se  de cuenta de que esto está ocurriendo. El nerviosismo, el estrés y la frustración en el perro siguen aumentando hasta que este se va. El pico de estrés se produce 30 minutos después de la partida del propietario, transcurrido ese tiempo, hay perros que saben gestionarlo y perros que no.

¿Cuales son los signos de ansiedad por separación?

  • Vocalización excesiva: ladridos, gimoteos…
  • Arañar, puertas, muebles o ventanas
  • Excavación excesiva
  • Andar de un lado a otro de forma repetitiva
  • Morder o destruir cosas inapropiadas con la boca
  • Aumento de la frecuencia de orina o heces
  • Babeo excesivo, sobre todo en la puerta, en la ventana…
  • Rutina de saludo frenético y altamente excitado
  • Agresividad (puede gruñir o morder cuando nos disponemos a salir; no porque sea agresivo, es una conducta agresiva puntual)

Algunos perros llegan a un estado de ansiedad muy alto, produciéndose incluso automutilación, por ejemplo con un lamido excesivo. Si nuestro perro ha llegado a esta situación deberíamos contactar con un profesional.

¿Cómo prevenir la ansiedad por separación?

Como todo aprendizaje, lo mejor es empezar desde cachorros. Tras un tiempo de adaptación al nuevo hogar, podemos ir progresivamente aumentando el tiempo en el que el cachorro se queda solo. Por ejemplo, podemos empezar por dejarle solo en una habitación paralela, de esta forma iremos aumentando su seguridad. Haremos que se habitúe a estar solo durante tiempos cortos, para poco a poco ir aumentándolo. Fomentamos su independencia. En nuestro blog puedes saber más consejos sobre la educación de los cachorros.

Esta conducta puede darse en perros adultos, no solo en cachorros y no debemos castigar cuando lleguemos y veamos cosas rotas o la casa sucia. Castigarle en ese momento solo va a aumentar su ansiedad y además no aprenderá lo que queremos transmitirle con un castigo.

ansiedad por separación

Castigar por los desastres que halla podido desencadenar en nuestra ausencia no sirve de nada una vez hemos vuelto a casa.

Estimulación física y mental

  • Juegos de inteligencia en los que el perro tenga que utilizar su ingenio y olfato para obtener premios. Podemos hacerlos caseros o comprarlos en las tiendas especializadas de mascotas. También podemos esconder comida por la casa, esto provocará que investigue. Cuando no estemos no verá la situación como algo tan negativo.
  • Ofrecerles paseos de calidad, en un entorno enriquecido: con árboles, otros perros, estímulos olfativos y visuales, etc. Y con una duración adecuada a su edad y condición física. Podemos hacer deporte con él, sin forzarlo. La actividad física garantiza un bienestar neurológico.

ansiedad por separación

  • Convertir los momentos de soledad en momentos de descanso, si nuestro perro ha tenido suficiente estimulación mental y física al día, necesitará ratos de descanso. Podemos organizarnos para que el tiempo que estemos fuera coincida con el tiempo de descanso del perro. Por ejemplo, dar paseos antes de irnos, haber jugado con él, etc.
  • Una técnica interesante de reducción de estrés es el slow food, es decir, dar un alimento de lenta ingesta, por ejemplo un hueso que tenga que roer. Es importante saber que esto funciona si el perro come sin ansiedad este tipo de alimentos, de lo contrario puede correr peligro de atrangantamiento. Lo más seguro es comprar estos snacks en tiendas especializadas y dárselos bajo supervisión. Los huesos que utilizamos para cocinar pueden astillarse. También podemos utilizar los cuencos antivoracidad o las alfombrillas para hacer que busque la comida con el olfato y coma más despacio. Este tipo de ansiedad con la comida no es el mismo que genera la ansiedad por separación, pero es una técnica interesante de utilizar y poco costosa.

ansiedad por separación

Desensibilizar las señales de partida

Para ello es necesario que tengas en cuenta qué señales afectan al perro y cuáles son las rutinas del propietario. Un ejemplo sería coger las llaves y jugar con el perro, para que vea que no ocurra nada malo asociado. O ponerse el abrigo y acariciarlo sin irnos. Así el perro no anticipa de manera tan fuerte la partida.

Jaulas o habitaciones

Una jaula no tiene porqué ser un castigo para el perro. Son muchos los propietarios que acostumbran a sus mascotas desde cachorros a la jaula. Claro que ésta tiene que ser de un tamaño adecuado, lo suficientemente espaciosa. Los perros acaban viéndola como una guarida donde descansar y no la relacionan con nada negativo. Debemos de haber positivizado poco a poco estos lugares, para que el perro se sienta seguro. Los pasos a seguir son:

  1. Dejamos comida dentro, tanto jaula como habitación, que el perro coma, con la puerta abierta, poco a poco, el perro asociará esos lugares a comida.
  2. Conseguir cerrar la puerta, mientras el perro se queda dentro, siempre trabajando con comida.
  3. Que permanezca unos segundos con la puerta cerrada.
  4. Cada vez iremos alargando en el tiempo, y con la puerta cerrada.
  5. Puedes dejarle huesos prensados, para que roa mientras trabajamos y no estamos en casa, esto le ayudará a reducir su estrés.

 

Ahora que sabes lo que es la ansiedad por separación puedes poner en prácticas nuestros consejos. Recuerda que si la situación ha llegado a ser grave debes consultar a un profesional del comportamiento. Puedes prevenir la ansiedad por separación en perros con una buena educación del cachorro. Si quieres saber más sobre comportamiento y salud en las mascotas sigue atento a nuestro Facebook y Twitter, cada día publicamos algo nuevo.

Dejar un comentario