¿Mi perro tiene tos?

A menudo llegan hasta nuestra consulta propietarios alarmados porque sus perros han empezado a toser de forma brusca. Son toses muy fuertes que hacen que el animal se encoja para toser y pueden ir acompañadas de expectoración, hasta tal punto que suelen ser confundidas con atragantamientos y vómitos.
Se trata de una patología comúnmente llamada “TOS DE LAS PERRERAS”, aunque el nombre correcto es Traqueobronquitis infecciosa canina. Es una enfermedad respiratoria bastante frecuente en nuestras mascotas causada por múltiples agentes etiológicos como virus y bacterias.

¿PUEDE MI PERRO PADECER ESTA ENFERMEDAD AUNQUE NO HAYA ESTADO NI VAYA A ESTAR EN UNA PERRERA?

En contra de lo que podamos pensar por el nombre de la enfermedad, es muy probable que nuestra mascota pueda contagiarse, ya que se disemina a través  del aire cuando un animal enfermo estornuda o tose, y además, se transmite por contacto directo entre los hocicos de los animales. Esto quiere decir que nuestro perro puede contagiarse en el parque jugando con otros, en las residencias caninas o durante un simple paseo. El nombre común de la enfermedad se debe al alto índice de perros enfermos en las perreras, por su bajo nivel inmunitario y su hacinamiento. Pero no nos equivoquemos, que en las perreras sea muy frecuente no quiere decir que fuera de ellas nuestro amigo esté fuera de peligro.

¿ES GRAVE?

Como en la mayoría de las enfermedades que afectan a nuestras mascotas es muy importante acudir a tiempo al veterinario y frenar la enfermedad antes de que pueda agravarse, en este caso pueden llegar a afectarse las vías respiratorias altas y producirse una neumonía. Sin embargo, bajo control veterinario la enfermedad suele remitir en pocas semanas, aunque habrá sido una experiencia muy molesta tanto para el perro como para el dueño.

¿PUEDO PREVENIR LA TOS DE LAS PERRERAS?

Afortunadamente existe la posibilidad de proteger a nuestra mascota mediante una vacuna  anual que puede ser aplicada desde una edad temprana.

Recordemos que una buena comunicación con nuestro veterinario y un buen programa de prevención mejora la calidad de vida de nuestras mascotas.

Leave a Comment